En el Bicentenario de nuestra independencia, la figura de San Martín es revalorizada y puesta en alto por los Institutos Sanmartinianos del Perú y Argentina

Listen to this article

La relación de Perú y Argentina ha sido siempre bastante cercana. San Martín tiene un significado enorme para el Perú, igual que para la Argentina lo tienen los peruanos que los ayudaron en la Guerra de las Malvinas.

Batalla de Maipú c. 1819, Theodore Gericault. Instituto Nacional Sanmartiniano. Buenos Aires, 2006.

«San Martín no impuso nada, no nos declaró la guerra, no nos quitó parte del territorio peruano ni ordenó fusilar a peruanos contrarios a su pensamiento”, comenta Juan Augusto Fernández Valle, historiador y presidente del Instituto Sanmartiniano del Perú. “A pesar de ser un personaje propio de su época, San Martín, con sus contradicciones y desaciertos, no es un personaje controversial, ni buscó hacer nada en contra de los peruanos. No vino como un conquistador, mas bien huía de los homenajes, obsequios, la adulación y el escándalo”, agrega el historiador.

El Instituto Sanmartiniano del Perú, creado en 1935, está hermanado con el Instituto Nacional Sanmartiniano, creado en 1933 en Buenos Aires por el doctor argentino José Pacífico Otero Insúa, miembro fundador de ambas organizaciones. El 25 de mayo se celebraron 210 años de la Revolución de Mayo en Argentina, acontecimiento en el que San Martín cumplió un papel fundamental, por lo que revalorar la obra e influencia del libertador en ambos países, resulta pertinente.

El presidente del Instituto Nacional Sanmartiniano, Eduardo García Caffi, indica que “en la Argentina, suele surgir la sensación de que la Campaña Libertadora ‘terminó’ con el Cruce de los Andes y el triunfo en la Batalla de Maipú en territorio chileno”. No obstante, desde el instituto argentino, se pone “especial énfasis en resaltar que el punto decisivo del Plan Continental de nuestro Padre de la Patria pasaba por un Perú independiente, libre y soberano. Sin un Perú libre, la Emancipación Sudamericana no podría haberse concretado como una realidad tangible”, añade García Caffi.

Y es que, a doscientos años de su hazaña revolucionaria, la imagen de San Martín cobra especial relevancia, pues “no solo debemos recordarlo por la proclamación realizada en Lima el 28 de julio de 1821 sino por ser el primer gobernante de los territorios emancipados y por sentar las bases tanto del Estado como de la Nación peruana”, comenta Fernández Valle. Pero el libertador también es conocido por haber dictado algunas medidas sociopolíticas que mantienen vigencia hasta el día de hoy, todas ellas orientadas a asegurarnos la libertad, incluso en pleno 2021.

Fundación del Instituto Sanmartiniano del Perú en la Biblioteca Nacional, 23 de febrero de 1935.

 Gracias a él se goza en el Perú de las libertades de prensa, de comercio, y existe el Ejército, la Marina y los distintos poderes del Estado. No obstante, es importante destacar que San Martín no fue una figura únicamente política. A nivel social se preocupó también por revalorizar los espacios públicos con un nuevo sentido republicano.

De esta forma, un lugar como “la fortaleza Real Felipe pasó a ser los Castillos de la Independencia, y sus torreones de la reina y el rey, pasaron a ser de la patria y Manco Cápac, la plazuela de la Inquisición pasó a llamarse Plazuela de la Constitución y el pueblo de la Magdalena pasó a llamarse el Pueblo de los Libres, hoy Pueblo Libre”, narra Juan Augusto Fernández Valle. A su vez, García Caffi señala que el General, “en su impulso fundacional, se mostró incansable al dotarlo de símbolos nacionales, como impulsor de libertades y promotor del bienestar general”.

En lo que García Caffi considera como la “primera reunión bilateral de Jefes de Estado en las primeras páginas de aquella joven Sudamérica que luchaba por su independencia”, los libertadores San Martín y Simón Bolívar tuvieron en 1822 en Guayaquil, una entrevista en la que demarcaron el futuro del continente desde sus encontradas posiciones. Si bien ambos Generales, en términos históricos, jugaron un rol decisivo en la independencia americana, para el historiador lo cierto es que “los peruanos nos sentimos más ‘sanmartinianos’ que ‘bolivarianos’ debido a la diferencia de comportamiento que tuvieron ambos personajes políticos durante su presencia en el Perú”.

Don José de San Martín sentó las bases del Estado y Nación peruana.

En el marco del Bicentenario de la independencia peruana, el presidente del Instituto Sanmartiniano del Perú comenta sobre la gestión de la conmemoración. Celebraciones, además, que se vieron empañadas por la pandemia del Covid-19. “El 28 de julio del 2021, doscientos años después es más una fecha de incertidumbre política que la conmemoración del aniversario de nuestra patria”. Por su parte, Eduardo García Caffi agrega que “el himno nacional peruano menciona a San Martín en su segunda estrofa, por lo que entonar las estrofas de la Canción Patria de la República del Perú, en este Bicentenario, es una de las formas más bellas y emotivas de pensar en la figura del héroe que nos une en hermandad histórica y fraterna”.

Y es que la relación del Perú y Argentina ha sido siempre bastante cercana. San Martín tiene un significado enorme para el Perú, igual que para la Argentina lo tienen los peruanos que los ayudaron en la Guerra de las Malvinas. Estos gestos, de pueblos hermanos, se reflejan incluso en gestos deportivos, cuando las apasionadas barras, muestran total respeto una por la otra cuando entonan los himnos. Que sea así siempre.

Deja un comentario

Descubre más desde InfoNoticiasPerú

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo