Cómo no actuar si eres mordido por un animal portador de rabia: consejos sobre la rabia en humanos.

Listen to this article

Un experto brinda instrucciones detalladas sobre el tratamiento adecuado de heridas.

La rabia es una enfermedad viral que se propaga a través de mordeduras, arañazos o contacto con la saliva de animales, principalmente perros. Si no se trata a tiempo, puede llevar a la muerte.

El reciente caso de una mujer afectada por rabia en Arequipa ha generado preocupación en la población peruana. Se trata de una enfermedad viral que se transmite a través de la mordedura, arañazo o saliva de animales, usualmente perros, que están previamente infectados y que, si no se trata a tiempo, puede resultar mortal.

En este sentido, Flor Cari, instructora de la Escuela de Emergencia del Seguro Social de Salud (EsSalud), explica de manera detallada cómo tratar correctamente una herida o mordedura causada por un animal doméstico infectado.

La experta advierte que muchas personas tienden a minimizar las mordeduras de perros y creen que si la herida parece superficial, no es necesario acudir a un centro médico. En cambio, recurren a farmacias donde se automedican o utilizan «remedios caseros».

Hay una mala costumbre de utilizar remedios caseros, como la papa, el tomate, la pasta de dientes, algunos utilizan otros elementos como el alcohol, se ha visto que en provincia hasta usan el orín para poder desinfectar un poco la zona, pero eso no nos va a ayudar, sino que va a hacer que se contamine más la herida causada por el perro”, advirtió.

Precisó que el agua oxigenada podría utilizarse si la hemorragia de la herida no ha sido controlada, pero no debe usarse para desinfectar la zona lastimada.

¿Cómo tratar una mordedura de perro?

Frente a una mordedura de una mascota o un animal abandonado, las autoridades de salud sugieren seguir estos pasos esenciales:

  1. En caso de ser mordido por un perro o un gato, es importante verificar de inmediato si la mordida ha penetrado la piel. No espere hasta llegar a casa para hacerlo.
  2. Después de identificar la zona afectada, es crucial lavar la herida con agua y jabón en abundancia. Este procedimiento ayuda a reducir la carga viral de manera inmediata.
  3. Diríjase de inmediato al centro de salud más cercano, donde un médico evaluará su situación y determinará si es necesario administrar un tratamiento antirrábico (vacuna).
  4. Es fundamental identificar al animal que lo mordió para que el personal capacitado pueda determinar si muestra signos de rabia o no.

¿Cuál es el proceso de desarrollo del virus en el organismo humano?

El doctor Marco Montiel, quien encabeza el Servicio de Infectología del hospital Rebagliati de EsSalud, señala que el virus de la rabia es neurotropo, lo que significa que se desplaza a lo largo de los nervios. Por lo tanto, dependiendo del lugar donde el animal infectado haya mordido, la enfermedad podría progresar de manera más rápida.

«Cuanto más cercana esté la mordida al cerebro, existe una mayor posibilidad de que la enfermedad se desarrolle de manera más veloz. Esto también se aplica si las mordeduras ocurren en áreas con una alta densidad de tejido nervioso, como las yemas de los dedos o el área genital, ya que allí hay una densa red neuronal que facilita el avance del virus hacia el cerebro», explicó.

¿Cuáles son las señales de alerta?

Como se conoce, la persona fallecida en Arequipa fue mordida por un perro callejero a mediados de julio en el distrito de Chiguata. No obstante, la mujer de 54 años no buscó atención médica en ese momento, sino que lo hizo dos meses después, en septiembre, cuando empezó a experimentar algunos síntomas de la enfermedad.

«Durante el curso de la enfermedad, el sistema nervioso central puede verse afectado. Pueden surgir sensaciones de entumecimiento o hormigueo en el área de la mordedura. Luego, la persona puede experimentar agitación, malestar, dolores de cabeza, e incluso fiebre, llegando eventualmente a sufrir convulsiones y parálisis», añadió.

La persona afectada también puede manifestar cambios en la personalidad y síntomas de depresión, hasta que de manera repentina comienzan los signos propios de una afección cerebral, comprometiendo el cerebro y culminando en la muerte.

«Desafortunadamente, esta es una enfermedad que tiene un período de incubación muy prolongado. Puede oscilar desde días hasta incluso años. Hay casos documentados de rabia que se desarrollaron varios años después de una mordedura. Por eso es crucial que, en caso de un incidente de este tipo, se inicie un proceso de vacunación de inmediato para intentar detener el avance de la enfermedad».

Deja un comentario

Descubre más desde InfoNoticiasPerú

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo